31 de julio de 2013

La lengua de la infancia (I)



Mi Abuela Elena decía, antes de acostarse: "Mañana será otro día".

Y yo me maravillaba porque siempre y cada vez, era.

-Daniela De Angelis-

Mayo 2013

Acerca de los cronistas del desecho

 
El escritor latinoamericano de hoy, en tanto cronista de la promiscuidad urbana, ha legado la fatídica tarea de transmutar toda carencia en invención.
Se trata, pues, de nominar la alteridad de una existencia provisoria, dolorosamente tajada, refractada, difusa y naufragada: descallar la urdimbre abarcativa del desgarramiento latinoamericano.
En los cronistas latinoamericanos lalengua adviene en opacidad puesto que el instante y su vertiginosidad siempre resultan inabarcables.
En esta nueva escritura de los escombros latinoamericanos, se patentizan los avatares de voces erizadas, excesivas; voces otras capaces de dar cuenta de una experiencia babélica; de un hecho que agita hasta ser cuestionado.

-Texto, Daniela De Angelis / Fotografía, Xavi Fuentes - Julio 2013

Última vez



Nunca más me cierres la boca haciéndome tragar esos peluches que huelen a grasa acanelada. Nunca más tapes estos ojos con esos martillos encastrados en los dedos y no se te vuelva a ocurrir darme de comer sobre esas rodillas huesudas. Es la última vez que me dejo vestir con la enagüa mojada de Irene y me calzo estos zapatitos blancos. ¿Lo ves, lo ves? Te lo dije: la muñeca tiene frío y a mí los paraguas amarillos me asustan demasiado.

-Texto, Daniela De Angelis / Imagen, Erwann Tirilly-

Julio 2013

Brevedad




Y te vas por ahí, persiguiendo conejitos amarillos y silencios y sombreros...

-Texto, Daniela De Angelis / Imagen, Michael Lasoff-