20 de septiembre de 2013

Inventario





Esas hormigas suben por los hombros mientras añicás las tacitas de té y mirás de reojo mientras te engullís los jazmines así de reojo para que las hormigas no vean esas hormigas que ya devoraron tu cara.

-Texto, Daniela De Angelis-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por esta travesía, Gracias.