18 de junio de 2014

Edipo




Él decía



y la palabra amor



era Madre.



Eyaculaba con miedo



las putas le servían



podía imaginar el semen



aceitando el delantal



Le excitaba pensar



que Madre gozaba en silencio



cuando preparaba la leche



y que Padre estaba muerto



antes del bautismo.



-Texto, Daniela De Angelis / Imagen, Gabriel Grun-



6 comentarios:

  1. Me hiciste pensar que algunas" madres" son omnívoras y pueden inspirar, pero tambien hacer expirar. Pero ellas tambien expiran. La condena de Edipo no es el amor incondicional a su madre sino saber que ella pudo ser capaz de revolcarse con otro
    : amar sin condicionamientos y nunca ser capaz de satisfacerla. Buen epílogo poético para una tesis universitaria. Tus textos me alucinan. Laura

    ResponderEliminar
  2. Que bueno que hayas vuelto. Y con toda esa desgarradura que te caracteriza. Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre acá, cerca y de lumbre. Gracias, Patricio!

      Eliminar
  3. mi neurosis se vuelve perversa por un rato... (la psicosis duerme!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente, en reposo aquello que no es fictio! Lo temible, siempre, es lo real. Gracias por tu paso! Mis besos!

      Eliminar
  4. Gracias por Estarte Laura!

    ResponderEliminar

Por esta travesía, Gracias.