15 de junio de 2014

Nadie




Nadie  y es la hora del difunto ajeno 


en la publicidad todos tienen padre



algún domingo

  
una mujer y su hijo desaparecen en el container de la esquina



desgarrando cartones peladuras

  
alguien mira de reojo  cruza con pasos apurados



banderas gritos goles



Cualquiera es lo real que penetra sin ruido. 




-Texto, Daniela De Angelis / Imagen, Erik Johannson-



                                               



4 comentarios:

  1. Que poema mas intenso Daniela. Apuesto por la humana ironía que con tanto dolor y belleza sabes expresar. Danos mas!!!! Abrazo. Sebastian

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Sebastián. Afortunadamente aún permanecen humanos que no temen Ver. Ni Verse. Mi Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Aquí estoy, gozando de tus letras nuevamente! un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia!!! Cuánta Alegría leerte! Hace ya meses-casi un año en octubre- que he dejado de estarme en las redes sociales y no volví a tener noticias de tanta Gente Hermosa como Vos Ojalá estés bien, maravillándote con cada ofertorio que la Vida te presenta, en Armonía y Querencias. Mi Abrazo incondicional y mi agradecimiento!

      Eliminar

Por esta travesía, Gracias.