23 de agosto de 2014

Alguien



La ventana de enfrente se parece a un ojo. Alguien descorre las cortinas y contempla a otros que abren y cierran puertas; a los que putean contra el caos de la ciudad; a unos que caminan por la vereda; a  alguien que descorre las cortinas de una ventana y contempla. 
-Texto, Daniela De Angelis- 


2 comentarios:

  1. Y siempre puede haber alguien escondido, que no desea dejarse ver, ni ser mirado, ni, tampoco, mirar...

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  2. Algo así como aquello que expresa el Tao: lo Oscuro que alumbra o ilumina la Tiniebla. No hay enigma, sino sólo la cosa - su dominio, su oblación- a través del gesto; el que la escritura posibilita y regenera. Gracias, José.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Por esta travesía, Gracias.