1 de agosto de 2014

Breviario



En la casa de campo hay una caja con muñecas enterradas y un niño encastrado en el armario gritando que es mi hijo y siete conejos que se muerden y desangran y tijeras clavadas entre los ojos y una coronita de papel de cigarrillos y una jaula donde duermen mis amantes.

-Texto, Daniela De Angelis / Imagen, Vladimir Clavijo-

2 comentarios:

  1. Sugestiva descripción, tanto que ya quisiera conocer esa casa.

    Al menos sé que volveré para leerte otra vez.

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, José. Me detuve en tus blogs y ciertamente, la inquietud, la lucidez, el viaje: aquello que descentra y moviliza. Saludos!

    ResponderEliminar

Por esta travesía, Gracias.