20 de septiembre de 2014

Parpadeo


Es noche afuera en las calles y noche adentro en esa casa. Desde la ventana puede verse el parpadeo de las luces. Alguien, una silueta femenina, cierra los postigos. Antes, la música escapa como un pájaro. Es la hora del sueño en la ciudad, pero ella está despierta. La mujer se para frente al ventanal. Sus ojos tienen el color de la tierra mojada; la potestad del viento sobre las olas. En el vidrio, su dedo dibuja un círculo; un adiós o un para siempre. Algo así como la espera. O la vigilia.   
-Texto, Daniela De Angelis / Imagen,  Montserrat Gudiol-


2 comentarios:

  1. Los ojos de ese color te cuentan una historia sin que siquiera tengas que preguntar...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  2. Bellísimo el comentario, José. Leo en él un texto, y hay poesía. Gracias! Mis Saludos

    ResponderEliminar

Por esta travesía, Gracias.