18 de septiembre de 2014

Presentación



No tengo auto ni lavarropas automático. Tampoco facebook o twitter. No tengo perro a quien pasear cuando llego del trabajo. Ni anillo de casamiento. No tuve fiesta de quince ni noche de bodas. Nunca viajé en avión o barco. No tengo dólares ni campos. La casa está lejos, en una ciudad de puentes tristes. Cerca, donde vivo, hay un río marrón que me captura. A mi hijo le encanta su nombre. Dos gatos se recuestan junto a mí cuando leo. La infancia fue una hamaca, un cielo abierto, el paraíso. Los libros son mis viajes. De la lluvia, la ausencia de paraguas. El aire. Lo real. Todavía.
-Texto, Daniela De Angelis / Imagen, Will Barnet-

4 comentarios:

  1. Lo que importa no es lo que se tiene, sino saber quién se es, en realidad, debajo de tanta frivolidad.

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  2. dani, los chicos me mostraron lo que escribis pero no tengo feis gmail te queria decir que me gusrtaron mucho y que te quiero un monton. Decile a Estani que lo queremos mucho y los extrañamos Claudia de Glew

    ResponderEliminar
  3. Este texto fue escrito a modo de parodia, ya que es demasiado habitual en estos tiempos la presentación de sí a través de las posesiones o desposesiones, sean éstas de índole intelectual, económica, social o ideológica. Fuera de la ficcionalidad de los textos y de toda convención, creo en la maravilla del Dasein, ese ser-ahí de cada Existencia. Gracias, José, por la lecturas, las palabras y por permitirme sentirme acompañada en estos intentos de escritura. Mis Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Claudia! No sabés cuánto me alegra Saberte! Nosotros también los queremos y extrañamos desde el sentir! Nunca vamos a olvidar ni dejar de agradecer tu amistad, esa mano que nos diste, la confianza y el amor. Ojalá podamos vernos pronto y abrazarnos. Mis Besos para Vos y para cada Uno de los Tuyos!

    ResponderEliminar

Por esta travesía, Gracias.