Memento Illam Vixisse...

Inquietar - Libros -para descargar gratis-

Desde este Blog es posible descargar gratis algunos libros desde mi cuenta personal en academia.edu. Estoy haciéndolo con las propias limitaciones que los tiempos personales imponen. Les pido paciencia. Para encontrar aquellos que ya he subido, dejo aquí el enlace:

https://independent.academia.edu/RayuelaSincielo/Books

13 de noviembre de 2014

Él citó al Tao


Él citó al Tao y dijo:
"¿Puedes abrir y cerrar las puertas del cielo como una mujer?"
Nada de interferencias 
entre lo real y la ficción.
Las palabras estallan
y sólo queda el silencio
el espanto
Dejó a la mujer por la madre
porque siempre envidió al hombre
que la servía entre frazadas 
entre el cáncer y el hartazgo.
Y dejó a la mujer por la hija
porque la debilidad pesa 
la lástima
y somos hijos o padres del rigor
y la culpa transitoria
Al varón lo dejó ir
se vació de los mandatos
y fue libre.
Después hizo que la barba le creciera
como si la sabiduría
requiriera de claustro y abandono.
Uno puede ser su doble 
 nadie
hombre 
hijo
 padre 
asesino
Después 
nada importa
A los niños 
se les perdona
la incapacidad 
la estupidez
el deseo de eyacular 
en la boca de una mujer
que no renuncia a su trono.

 -Texto, Daniela De Angelis / Imagen, Santiago Carbonell-

7 comentarios:

  1. A los niños se les perdona todo, a los hombres todo se les castiga...

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  2. Mientras tanto, hombres o niños, somos interpelados sea por dogmas, creencias, mandatos, conciencia, culpa, libre albedrío o algún que otro dios. Gracias por el tiempo que le obsequiás a los textos; al blog. Lo valoro y Agradezco. Mis Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Si no nos leemos entre nosotros, ¿quién conocerá nuestra manera de pensar? Vuelvo porque me gusta lo que aquí encuentro, de otro modo ya no lo haría.

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  4. Uffff!!! Que lindo leerte, Daniela...

    ResponderEliminar
  5. Así es, José. Y lo agradezco infinemente.

    ResponderEliminar
  6. Amor, de Vos aprendo desde el Entendimiento y el deseo. Gracias por acompañarme siempre.

    ResponderEliminar

Por esta travesía, Gracias.