22 de junio de 2015

Escalera al cielo


"¿Sabías que tu escalera 
está en el susurrante viento?"
-Led Zeppellin-
Por momentos uno siente que es como una escalera al cielo para que alguien alcance la gloria, el amor o la suerte. En una canción del rock, Led Zeppellin lo dice y deja en claro la dualidad del gesto: ser escalera o usarla. 
Sin embargo, el paraíso, lo posible o aquello que se pretende alcanzar siempre le pertenece solo a uno. El edén nunca deja de ser una construcción subjetiva. Será por eso que en la metáfora de la escalera hay algo del aprendizaje. Igual que en las travesías, el viajero está solo. Y es que la experiencia no puede compartirse porque únicamente acaece aunque exista un otro o la inquietud en la construcción de esos cielos o peldaños. 
Sucede que no siempre se está dispuesto a acompañar; aunque el ascenso resulte útil y necesario; aunque en la idea de la escalera existan el arriba y los cielos -el descenso está limitado por el propio estado y naturaleza puesto que la escalera no permite el subsuelo, sino la altura- . 
Muchas veces uno elige ser escalera. O un simple peldaño. Y quizás, también el viento.

-Texto, Daniela De Angelis / Imagen, Georgia O'Keeffe-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por esta travesía, Gracias.