27 de junio de 2015

Cerrado por derribo


“Qué fácil callar, ser serena y objetiva con los seres que no me interesan verdaderamente, a cuyo amor o amistad no aspiro. Soy entonces calma, cautelosa, perfecta dueña de mí misma. Pero con los poquísimos seres que me interesan… Allí está la cuestión absurda: soy una convulsión. De allí proviene mi imposibilidad absoluta para sustentar mi amistad con alguien mediante una comunicación profunda y armoniosa. Tanto me doy, me fatigo, me arrastro y me desgasto que no veo instante de liberarme de esa prisión tan querida. Y si no llega mi propio cansancio, llega el del otro, hastiado ya de tanta exaltación y presunta genialidad, y se va en busca de alguien que sea como soy yo con la gente que no me interesa.” 
                          - Diarios, Alejandra Pizarnik-
 

 

3 comentarios:

  1. ¿Puede agregarse algo más desgarrador que dicha confesión? Los que me importan me saben, los que no me ignorando, y ya.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  2. Sí, José.
    Desgarradora ella en sus confesiones, lasiempreniñapizarnik...
    Acaso queda para nosotros, después de leerla, la posibilidad del giroscopio, del movimiento, de la palabra que se extiende y al msmo tiempo, limita y referencia.
    Así sea.
    Gracias, una y mil veces, por tu paso en estos confines.
    Mis Saludos,
    Daniela

    ResponderEliminar

Por esta travesía, Gracias.