29 de junio de 2016

Para ese amor de Militancia. Bellezura.







Nina Simone - Don't Let Me Be Misunderstood

Croniquita del mal gusto



Sorpresivamente hoy llegó a casa y a través de un correo privado, una caja sellada con cinta azul , ésa que es tan gruesa y pegajosa como la vergüenza. Adentro, enumeré:
-el peón de ajedrez que alguna vez mi abuelo Roque talló en madera frágil,
-siete piedras de colores y un coral,
-una bolsa ecológica del supermercado La Gallega,
-cuatro tuppers sin las tapas que coincidieran,
-un cepillo, cuya maraña de cabellos claros impedían ver las cerdas.
El revés del amor no es el odio, sino la extrañeza de aquello que nunca fue y jamás será.

-Texto, Daniela De Angelis - Fotografía,  Dain L Taske-

28 de junio de 2016

No importan...


No importan
los ademanes
ni el acto de constricción frente a la cruz
y el calvario
tampoco el aleluya de los llamados al reino
donde el agua del bautismo
se evapora y se quiebra
como una molécula de arroz debajo de la lente
No importan
los atenuantes que convidan a serenar la conciencia,
ni el crimen
ni la culpa:
los naufragios
nunca pueden ser nombrados
a menos
que en el momento indicado
el condenado a morir abra la boca de par en par
y ese silencio impuesto
por la muerte
nos convierta en damnificados.
El coro de lloronas que antecede a la tragedia
se renueva en cada tiempo
como se renueva
la permanencia del cuerpo en otro cuerpo
y el amor.
Nadie nos habla desde el sepulcro.

- Texto, Daniela De Angelis - Fotografía, Lynn Davis-

18 de junio de 2016

Mi hijo dice...


Mi hijo dice
la lucha es abrir los ojos cada día
cuando el pan y los naranjos
se llenan de hongos
y se secan o se pudren
Hay que quitar en vida
todas las máscaras de la carne dice
domesticar el tiempo
hasta volverlo tangible
de cualquier modo la amenaza
siempre estará ahí
barrer la oscuridad no sirve
hay que expulsarla de los dominios propios
del hombre que nacerá en otro tiempo
donde los muros se enclavan
donde los cadáveres se amontanan
como un agujero negro
no soy tu hijo dice
lo soy de la lucha y de cada silencio
que también nos pertenece
de la muerte que precede a tus padres
a cada uno en el mundo
todos tuvimos nombre y lágrima
y hubo una mesa familiar
alguna lluvia
piedras para arrojar sobre los techos
libros ubicados en el estante mayor
como una biblia en el altar
el mandato de ser padres o hijos
la esperanza
Soy dice
hijo de una temporalidad
del instante que me apropio
de los amigos la ternura
de la ajenidad que me aterra
del momento
en el que cualquier hombre
vuelve a nacer.

-Texto, Daniela De Angelis - Fotografía, Marit Beer -

3 de junio de 2016

Sentía miedo...



Sentía miedo
entonces junté dos ramitas del lapacho
estaban sobre la vereda
mojadas
las uní en cruz
y me dije que todo pasará
El miedo no se va
pero puedo llorar y bailar
vivir
hasta que muera.

-Texto, Daniela De Angelis -